Regina Hirsch

Ingeniera de diseño - en KAUP desde septiembre de 2003

"Empecé mi 'carrera en KAUP' con una formación de diseñadora técnica de producto, pero quise profundizar más en la construcción de maquinaria y, por eso, también cursé la correspondiente carrera universitaria. Lo fantástico para mí fue que KAUP se preocupara por mí en todo momento y que me dejara claro que siempre sería bienvenida. Así pues, nunca se perdió el contacto. Todo lo contrario. Durante las vacaciones, podía poder en práctica constantemente mis conocimientos teóricos en KAUP. Por eso tenía claro que, una vez terminada mi carrera universitaria, lo que quería era volver a trabajar por completo en KAUP. Un paso del que no me arrepiento.

Como ingeniera mecánica, actualmente trabajo en el nuevo desarrollo de nuestros implementos. Se trata de una tarea muy variada en la que siempre veo lo que desarrollo: desde la idea de una máquina nueva hasta su producción, pasando por su desarrollo y diseño. Para KAUP, lo normal no solo es que recibas una gran responsabilidad, sino también muchas aportaciones de todos los niveles y no solo de tu propio departamento. Y pese a nuestro tamaño y a nuestras posibilidades, KAUP sigue siendo familiar y transparente. Nos conocemos todos, nos vemos como personas y no somos solo números."

Franziska Markusch

Mecánica industrial - en KAUP desde septiembre de 2011

"En la escuela ya tenía ideas muy claras sobre mi futuro profesional. Quería hacer algo con mis manos, pasar todo el día sentada en una oficina no es lo mío, y tenía que ser in situ. Pero tampoco quería aprender la típica profesión artesana. Y así llegué rápidamente a la profesión de mecánica industrial. Debo admitir que hoy en día sigue sin ser una profesión típica entre las mujeres, pero es lo que quería. Un pariente que trabajaba aquí me recomendó KAUP, puesto que yo quería entrar en una empresa en la que también se tuviera en cuenta a la persona.

Los inicios de la formación ya fueron duros, pero también lo fueron para mis compañeros hombres. El centro de formación propio y el intenso apoyo de los formadores reforzaron mi decisión. No obstante, para mí la aplicación práctica fue mucho más importante. Y es que en KAUP, durante la formación en la producción pasas también por distintos departamentos. Y es en una de estas etapas, la del control final, en la que estoy trabajando yo hoy en día y, junto con mis compañeros, compruebo los implementos fabricados exhaustivamente antes del envío. Es una tarea con mucha variedad, ya que puedo ver todos los implementos KAUP posibles.

Pero me gustaría aprender aún más y por eso estoy completando mis estudios en la escuela técnica. KAUP me apoya y permite que por la noche pueda dedicarme a la ingeniería mecánica dándome, por ejemplo, flexibilidad horaria. Pero no solo me ayuda la empresa, sino también los compañeros. Y es precisamente esta cohesión lo que habla tan a favor de KAUP."

Elena Geis

Aprendiz de "Comercial industrial" en KAUP

"En KAUP, me ofrecieron la posibilidad de aprender el oficio de mis sueños, el de comercial industrial. Desde muy temprano supe que quería trabajar en una oficina y busqué en Internet las profesiones que podían ofrecerme dicha posibilidad. La formación de comercial industrial me gustó desde el principio. Es una profesión con mucha variedad de actividades, ya que pasas por todas las etapas de la producción y presencias el proceso desde la petición hasta la expedición. Después de la formación, esto también supone una ventaja muy grande. Conoces a todos los interlocutores de los distintos departamentos y así sabes de qué tareas se ocupa cada uno. Llegué a KAUP, entre otros, a través del Centro de Información Profesional (BIZ), pero también por experiencias familiares.

En una empresa familiar como KAUP, la formación desempeña un papel muy importante. No eres una aprendiz cualquiera, sino que eres una persona más desde el primer día. Enseguida pude trabajar, tramitar peticiones de los clientes o escribir pedidos. Exactamente lo que hace una comercial industrial. Y al cabo de dos semanas me permitieron incluso recibir las primeras llamadas telefónicas de los clientes. Naturalmente también recibo ayuda, ya que aquí no se deja solo a nadie. Y es que en su momento siguieron el mismo camino que yo. En KAUP también te preparan bien para la escuela de formación profesional. Los estudiantes en formación nos encontramos una vez por semana para hablar de todos los asuntos de la escuela y para estudiar para el siguiente día de clase.

De momento aún no sé qué haré ni dónde estaré después de la formación. Me gustaría que me admitieran."

Florian Maiberger

Técnico de mecanización - en KAUP desde septiembre de 2008

"KAUP me convenció rápidamente. Tan solo una semana después de comenzar mis prácticas en la educación secundaria sabía que quería realizar mi formación profesional en KAUP. Y que haya podido hacerlo es aún mejor. En KAUP fui el primero en aprender el oficio de técnico de mecanizado en 3 años y medio. Una época muy fascinante.

Actualmente trabajo en dos turnos en un moderno centro de procesamiento. En él producimos principalmente piezas individuales para equipos grandes y series pequeñas. Lo cierto es que no me aburro. Ningún día es como el anterior porque siempre tengo que tomar nuevas decisiones sobre cómo producir determinadas piezas. Para ello no dispongo más que de un dibujo. Así que tengo que pensar cómo producir la pieza representada de la forma más económica y, naturalmente, de la forma que mejor cuide el material. Yo decido bajo mi propia responsabilidad qué herramientas debo utilizar para ello y cómo programar el CNC. Me gusta la responsabilidad que me han dado rápidamente tras mi formación."

Roland Klein

Director de tramitación de pedidos -  en KAUP desde septiembre de 1985

"Llevo en KAUP toda mi vida profesional. Pero el tiempo me ha pasado volando. Pero eso no se debe solo a mi propia proyección dentro de la empresa. También se debe a las relaciones personales y a las amistades que han surgido a lo largo de los años. Además me siento orgulloso de formar parte de esta empresa, con grandes compañeros, un crecimiento continuo y productos convincentes.

Mi trayectoria en KAUP comenzó con una formación de 3 años y medio como montador mecánico. Tras varios años en montaje, cambié a preparación de trabajos, donde era responsable de los más diferentes productos. Ahora todo ello redunda en mi propio interés. Al mismo tiempo he continuado mis estudios en paralelo a la actividad profesional hasta obtener el título de maestro en mecánica de precisión.

De mi posición actual, la que ocupo desde 2011, me gustan en especial la variedad y la responsabilidad tanto mía como de mis compañeros. Nosotros comprobamos todos los pedidos antes de elaborar un presupuesto para comprobar si es realmente factible y en qué medida poner la solicitud en práctica. Por eso es muy importante que conozcamos todos nuestros equipos. Y para eso hace falta experiencia. Y lo cierto es que ya he podido recopilar bastante experiencia.."